Arquitectura sagrada: caminar entre símbolos

Naty Sánchez

La arquitectura refleja una forma de entender el mundo. Se expande por nuestro espacio vital y manifiesta lo que somos como grupo humano; incluso cuando decide no significar nada está expresando un posicionamiento mental. Pasear por la ciudad es tomar conciencia de nosotros mismos, de nuestra historia, del pensar antiguo de nuestros antepasados, del saber actual de nuestros arquitectos. La arquitectura es un libro escrito a pie de calle, visible para todos, abierto a lecturas intelectuales, emocionales, patrióticas, artísticas y religiosas.  

 

Aunque nací en Palma de Mallorca, he tenido la suerte de vivir en otras ciudades de España y del mundo; fueron etapas lo bastante largas como para llegar a conectar con el ser arquitectónico de esos lugares. Palma es una ciudad amable, hermosa y seductora. Su luz se derrama sobre la voz gótica de La Seu con una belleza estival. El Castillo de Bellver presidió como testigo imparcial mis primeras tres décadas de vida, entonando su cantar de gesta atemperado por los siglos. La visión de ambas construcciones descansará sobre mi retina para siempre.

 

pirámide del sol; Teotihuacan; México; Naty Sánchez Ortega ; Academia Idearte; Barcelona; arquitectura; símbolos; historia de las religiones;
La llamada Pirámide del Sol de Teotihuacan, México.

Como decía, he viajado a otros países y he visitado edificios que había estudiado años antes, pero sin tener oportunidad de contemplarlos. Ese contraste dio un mayor valor a cada monumento. Sentí que hasta entonces no los había considerado en toda su dimensión. Las fotos, las maquetas, los vídeos, nos acercan sin duda a lugares remotos, pero no logran atrapar la presencia estructural de su poder edilicio.

La arquitectura es un libro escrito a pie de calle, visible para todos, abierto a lecturas intelectuales, emocionales, patrióticas, artísticas y religiosas.



Ramesseum; Egipto; Ramsés II; Naty Sánchez Ortega; egiptología; arquitectura;
El Ramesseum, Templo de Millones de Años de Ramsés II.
Snefru; pirámides; Dashur; Egipto; Naty Sánchez Ortega; Academia Idearte;
La pirámide de Snefru en Dashur. Comparto la foto con un querido amigo, Juan Friedrichs, cuya pasión por Egipto se contagia con rapidez.
colosos de Memnón; Egipto; Amenhotep III; Naty Sánchez Ortega;
Los colosos de Memnón, custodios hace siglos del templo funerario de Amenhotep III, hoy desaparecido como edificio. A mi lado la egiptóloga Pilar Pujol.

Esa fue mi impresión cuando estuve a los pies de las grandes pirámides de Egipto y de Teotihuacan; cuando me sentí envuelta por la gran sala hipóstila del templo de Amón en Karnak; cuando crucé el simbólico umbral del Vaticano; cuando mis ojos se alzaron por primera vez ante la fachada de Notre Dame o ante El Castillo de Chichén Itzá; cuando recorrí en silencio el claustro de Santa María de Ripoll y cuando me sentí envuelta por las místicas vidrieras de la Sagrada Familia de Gaudí; cuando visité, casi en peregrinación, el templo del arte que es toda la ciudad de Florencia…

Castillo; Chichén Itza; México; Naty Sánchez Ortega; arquitectura sagrada;
El Castillo, en Chichén Itzá, México.
Roma; foro romano; Academia Idearte; Naty Sánchez Ortega; templos; arquitectura sagrada;
En el foro romano, un viaje a Roma que soñé durante años y que realicé hace muy poco en compañía de mi madre. Sueños cumplidos.

todo edificio sacralizado constituye una hierofanía, una manifestación de lo divino que hace de ese espacio un enclave con “cualidades” diferentes.


Las diferencias entre culturas al plantear sus edificios emblemáticos son a veces abismales, pero hay ocasiones en que los puntos en común te hacen comprender el motivo por el cual la palabra “humanidad” nos convierte en una gran y diversa familia. Esas similitudes son especialmente relevantes en el ámbito de la arquitectura sagrada, donde los constructores aplicaron códigos simbólicos que parecen universales, aunque el aspecto de los edificios sea muy, muy distinto. Para empezar, todo edificio sacralizado constituye una hierofanía, una manifestación de lo divino que hace de ese espacio un enclave con “cualidades” diferentes. Es la “imagen de la abertura”, del edificio como umbral entre lo cotidiano y lo trascedente. Asimismo, no es un edificio que pueda construirse de cualquier manera, según necesidades prácticas: su construcción equivalía a reproducir el acto mismo de la cosmogonía, era un ritual que seguía los pasos del Gran Arquitecto, el Demiurgo. Una vez alzado, el templo constituía un axis mundi, un “pilar” en el que los tres mundos (Cielo, Tierra, Inframundo) hallaban su punto de conexión y en el que las columnas veían su modelo ejemplar. Lo mismo sucede con la “imagen de la montaña”, símbolo por excelencia de las tres regiones, que reproduce arquitectónicamente elevaciones míticas o reales como el monte Meru y el Kailāsh en la India, el Olimpo y el Parnaso, la colina primordial de Heliópolis o la montaña tebana, etc. La montaña ha inspirado la forma de las pirámides, de los zigurats y de gran número de construcciones como el templo de Shiva, el Kailasanatha de Ellora, entre muchos otros.



Enlaces relacionados

Conoce mi curso dedicado a la arquitectura sagrada. Recorreremos juntos los paisajes arquitectónicos más emblemáticos del planeta. Viajar a lugares emblemáticos del pasado e incluso de tu propia ciudad se convertirá en una experiencia mucho más rica y profunda, pues comprenderás el sentido de los edificios que visites

ENERO 2018


Escribir comentario

Comentarios: 4
  • #1

    Sandra (jueves, 14 diciembre 2017 13:21)

    Muy interesante Naty! Suerte con el curso

  • #2

    Rosaana Balada Rams (jueves, 14 diciembre 2017 13:44)

    Ohhhh, que bien! Ahora podremos leer cosas mega interesantes!! Gracias :-)

  • #3

    Tamara (viernes, 15 diciembre 2017 08:34)

    Genial!!! Gracias por compartir con nosotros tu experiencia!! Muy interesante!!!

  • #4

    Júlia (domingo, 07 enero 2018 13:04)

    Unes imatges espectaculars!
    Molt interessant el punt de vista de l'arquitectura.

¿DÓNDE ESTAMOS?

Rambla de Catalunya, 15, piso principal. Barcelona.

Wathsapp: 688 924 774